11/4/14

Tortilla fea o... ¡tortilla de chocolate!


He encontrado el sustituto perfecto para las tortitas americanas o para las crepes de chocolate: la tortilla de chocolate o también llamada tortilla fea, y es que seamos sinceros, es muy fea. Miradla bien. Pero bueno, queda compensado por lo buena que está, de verdad, esta tortilla merece ser conocida en todas partes. Es una receta perfecta, hecha con ingredientes que se tienen a mano, simple, rápida y riquísima.  
Vi esta receta por alguna parte e inmediatamente quise probarla así que me puse manos a la obra y la hice para merendar, la tenía hecha en un plis plas y mirar que yo para las tortillas soy bastante torpe. Mi hermano pequeño se relamía y ahora no para de pedirme tortillas de chocolate para merendar. 




A pesar de lo fea que es intenté darle una sesión de belleza y maquillaje con un poco de nata y una fresa encima. Y ese es otro punto a favor de esta tortilla, que se puede acompañar con todo lo que se te ocurra: helado, fruta, frutos secos, más chocolate... Imaginación al poder.  
Bien, no me alargo más y os dejo con la sencilla receta, que sé que lo estáis deseando: 

INGREDIENTES: 
  • 2 huevos
  • 75 g de azúcar
  • 75 g de chispas de chocolate o trocitos pequeños de vuestro chocolate favorito
  • 1 pizca de sal
  • 6 g de cacao puro (yo utilicé el Valor)
  • Un chorrito de aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Ponemos una sartén pequeña con un chorrito de aceite a fuego medio.
En un bol o un plato hondo batimos los huevos, seguidamente añadimos el azúcar, la pizca de sal y el cacao. Seguimos batiendo hasta que todo esté incorporado, el cacao cuesta un poco de integrarse pero hay que tener paciencia. Una vez todo mezclado echamos las chispas de chocolate o trocitos de vuestro chocolate favorito. Echamos la mezcla en la sartén y seguimos el procedimiento de una tortilla francesa convencional con cuidado de que no se os queme el chocolate.

Lo mejor de todo es que ¡no tiene porqué ser chocolate negro! Podéis hacer esta tortilla con la variante del chocolate blanco por ejemplo, aunque os aconsejaría que quitarais un poco de azúcar, porque quedará muy dulce.

Y así acabo la tortilla en manos de mi hermano, pobrecita...



Notas:
Como he dicho antes, podéis acompañar la tortilla con fruta fresca, helado, nata, más chocolate, frutos secos... con lo que se os ocurra.
Procurar que los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Si tenéis alguna duda u os ha gustado la receta no dudéis en dejar algún comentario o contactar conmigo a través del correo electrónico del blog.

¡Hasta la próxima! besitos,

Noelia, xx.

Publicar un comentario