20/5/14

Muffins de vainilla y nueces


¡Por fin me tenéis aquí! He tenido un hueco de descanso entre exámenes y no me lo he pesado dos veces, me he metido de cabeza en la cocina para hornear y este es el resultado: unos deliciosos muffins de vainilla y nueces. ¡¡Y si!! ¡¡Parecen muffins!! La verdad es que si nunca habéis hecho muffins y sois principiantes os recomiendo totalmente empezar con esta receta e ir perfeccionándola hasta que les pilléis el truco. 


Desde la última vez que hice muffins me obsesioné con repetirlos para perfeccionar la receta y tengo que decir que no sé si será la definitiva, pero de momento es la receta perfecta. Os traigo unos muffins de vainilla con nueces super esponjosos y deliciosos, que no pesan para nada. Cuando vi que en el horno iban creciendo esos caperuchos tan peculiares de los muffins me emocioné mucho. En mi casa les encantaron, lástima que a penas me salieran seis. Hasta a mi madre que no es muy fan de la vainilla le encantaron.


No me alargo más y voy con la receta.

INGREDIENTES: (para 6 muffins grandotes)
  • 70 g de harina de trigo
  • 70 g de harina de maíz (la maizena de toda la vida)
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 60 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de aceite
  • 125 ml de leche semi
  • 2 cucharadas de vainilla
  • Nueces troceadas al gusto

PREPARACIÓN:

Antes que nada precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestra bandeja de muffins con las cápsulas de papel o, si fuera el caso, engrasamos directamente el molde.
En un bol tamizamos y mezclamos bien los dos tipos de harina, la levadura, la sal y el azúcar. Reservamos.

Por otro lado batimos bien el huevo e incorporamos el aceite, la leche y la vainilla. Una vez todo esté bien mezclado incorporamos esta mezcla a la mezcla de ingredientes secos y batimos bien hasta que tengamos una masa homogénea. OJO, en este punto es importante no sobre batir la mezcla, así que batir lo justo para que todo se incorpore bien. Por último añadimos las nueces troceadas a la mezcla y batimos una última vez.

Ahora solo hace falta repartir la masa en nuestras cápsulas para muffins a un 3/4 de su capacidad y meterlas al horno a 180º durante 25-30 minutos, dependiendo de vuestro horno. Para saber si están listos podéis pinchar con un palito y si sale limpio es que ya están echos. Dejarlos enfriar 5 minutos en el molde y seguidamente dejarlos enfriar por completo sobre una rejilla. 

Esto es todo, una receta muy, muy, muy sencilla que os va encantar, os la recomiendo totalmente, sobretodo si sois principiantes con los muffins.


Notas:
  • Si no disponéis de meizena podéis sustituirla por harina de trigo normal en la misma cantidad.
  • Recomiendo acompañarlos con café con leche o tan solo leche para los más pequeños de la casa. 
  • Procurar que los ingredientes estén a temperatura ambiente a la hora de hacer la receta.
  • Si tenéis alguna duda u os ha gustado la receta no dudéis en dejar algún comentario o contactar conmigo a través del correo electrónico del blog.



Nos leemos pronto,

Noelia, xx.
Publicar un comentario