9/4/14

Cupcakes de fresa y chocolate blanco


La primavera ya se está haciendo hueco estos días y la temporada de fresas ya empieza a escasear. Adoro las fresas y en mi casa las adoran también así que no podía dejar que se acabara la temporada sin haber hecho unos cupcakes en su honor, así que mi ágil mente pensó "hagamos una despedida por lo alto a esta deliciosa fruta" y qué mejor despedida que unos cupcakes de fresa y chocolate blanco. Seamos honestos, fue la excusa perfecta para meterme en la cocina a hornear.



Había leído muchísimas recetas que al hacer cupcakes o bizcochos de fresa los acompañaban con chocolate blanco, así que me picó la curiosidad sobre cómo sabría esta mezcla de sabores y realmente: es deliciosa.


Por alguna razón descarté hacer el bizcocho con mantequilla y opté por adaptar una receta del blog de Ana de un bizcocho de fresas naturales. Utiliza aceite en vez de mantequilla así que decidí adaptarla para mis cupcakes. Vayamos con la receta:

INGREDIENTES (a mí me salieron 12 cupcakes justos)
Receta adaptada de Las recetas dulces de Ana

Para la masa:
  • 3 huevos
  • 30 ml de aceite de oliva suave
  • 175g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 200g de harina
  • 1 yogurt de fresa 
  • 200 g de fresas (va al gusto, a mi me encantan las fresas así que puse bastantes)

Para el buttercream de chocolate blanco:
  • 250g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 250g de azúcar glass o extrafino*
  • 1 cucharada de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 100g de chocolate blanco 

PREPARACIÓN: 

Antes que nada precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestra bandeja con las capsulas de papel para cupcakes.
Troceamos las fresas en trocitos pequeñitos y reservamos.
Empezamos con la masa de los cupcakes mezclando bien el aceite con el azúcar. Seguidamente le añadimos los huevos, uno a uno hasta que estén bien integrados. Añadimos el yogurt de fresas y batimos de nuevo. Puede ser cualquier tipo de yogurt, tanto light, como desnatado, con trocitos de fresas o simplemente normal, no importa mientras sea de fresa.
Por último tamizamos la harina con la levadura y la añadimos a la mezcla anterior poco a poco e intentando que no queden grumos. Finalmente añadimos las fresas troceadas que hemos reservado al principio, rellenamos las capsulas a 3/4 partes de su capacidad y los metemos al horno a 180º grados (160º si es con ventilador) unos 20-22 minutos.




En mi caso necesitaron un poco más de tiempo, no sé porqué. Pero como siempre se dice: cada horno es un mundo, así que para aseguraros de que están hechos por dentro pincharlos con un palito y si sale limpio es que están listos. Dejarlos enfriar en una rejilla y de mientras pasamos a hacer el buttercream de chocolate blanco, que tenéis la receta pinchando justo aquí.



¡Tenían un color muy pálido y al principio pensé que estaban crudos! Eso sí, olían genial, ojalá pudiera transmitiros el olor mmmmmh. Daban ganas de dejar el buttercream para otro día y comérselos sin él, pero claro, luego pruebas el buttercream y sabes que has acertado resistiendo a la tentación de comerte un cupcake sin decorar. Eso sí, el buttercream, al ser de chocolate blanco es muy dulce, pero está riquísimo.


Espero que os haya gustado receta, nos leemos pronto.
¡Abracitos y besos!

Noelia, xx.
Publicar un comentario